Llega una novedad a nivel de tratamientos faciales: el primer HIFU FACIAL con tecnología USP (Ultra Short Pulse) de pulso variable, revolucionando así la tecnología HIFU actual. Se trata de lo último en tratamientos antienvejecimiento faciales, siendo un tratamiento que llega donde otros no llegan.

Esta técnica de rejuvenecimiento facial ofrece resultados visibles con tan sólo una sesión y sus efectos son duraderos. Produce un aumento de colágeno, elastina y ácido hialurónico. que se traduce en los siguientes efectos:

  • Elimina las arrugas
  • Eleva el óvalo facial
  • Rejuvenece la piel
  • Atenúa las patas de gallo
  • Aumenta el volumen en mejillas
  • Reafirma los tejidos
  • Unifica el tono facial
  • Reduce la grasa bajo el mentón

Al finalizar la sesión ya se empiezan a notar los primeros efectos, que se irán haciendo cada vez más visibles durante los sucesivos meses, siendo después del tercer mes cuando se ven por completo sus efectos, aunque siguen manteniéndose hasta 2 años.

Los resultados son equivalentes a los que se consiguen con la realización de un lifting pero la gran ventaja es que no necesitas una intervención quirúrgica. No requiere hospitalización, no es tóxico y no existe riesgo de infección. Tampoco deja ningún tipo de cicatriz. 

Es un método seguro con resultados asegurados y sin riesgo de complicaciones. No requiere un período de recuperación; el paciente puede retomar su vida normal al finalizar la sesión. Si aparece alguna pequeña inflamación o enrojecimiento, éstos desaparecen al cabo de unas horas.

La tecnología USP (Ultra Short Pulse) irrumpe en el sector de la belleza como algo único en el lifting facial de larga duración, una innovación que nos asegura el resultado con la mínima molestia.

Se trata del primer equipo de tecnología USP (Ultra Short Pulse) para tratamientos faciales con un complejo sistema de control de suministro de la energía con tecnología láser. Basada en la tecnología HIFU (ultrasonidos focalizados) resurge como una segunda generación dejando atrás los sistemas tradicionales. 

Gracias al innovador sistema de control láser de emisión ultrasónica, nos permite suministrar hasta un 80% más de energía que un HIFU tradicional con una mínima molestia, gracias a un revolucionario sistema de suministro de pulso variable y un diámetro de pulso idóneo. 

Es capaz de generar una contracción inmediata del tejido, a la vez que permite incidir en todos los niveles, epidermis, dermis profunda y SMAS (superficie muscular aponeurótica), estructura fundamental en la arquitectura facial.

Puede alcanzar los 65-70º produciendo micro-lesiones que aumentarán la capacidad de regeneración natural de los tejidos.

Además, incorporamos una metodología de trabajo comprobada, MÉTODO TRF o triple rejuvenecimiento facial, siendo el único método capaz de realizar un triple rejuvenecimiento facial selectivo a 3 profundidades sin dañar los tejidos circundantes ….

Se trata es un método único y que permite ofrecer una verdadera alternativa al bisturí.