Se trata de un procedimiento no quirúrgico de reducción de grasa que elimina la grasa localizada centrada en los ultrasonidos localizados o HIFU junto con la terapia de succión, ayudan a tratar la adiposidad localizada de forma no invasiva, indolora y sin necesidad de recurrir al quirófano, dejando los tejidos circundantes fuera de riesgo.

Este proceso de liposucción sin cirugía consiste en que estas ondas consiguen destruir los adipocitos (células grasas) concentrados en las zonas profundas de la piel y reducir el volumen que ocupaban de forma gradual. Diversos estudios médicos y científicos han demostrado que este tratamiento de lipoescultura no altera los niveles de grasa en la sangre, por lo que no afecta a nuestros órganos, sino que la grasa queda destruida y desaparece por sí misma de forma definitiva y sin necesidad de recurrir a la cirugía, con sus consiguientes molestias y proceso de recuperación.

Por otra parte, el adipocito destruido no puede generarse, por lo que la zona tratada quedará libre de grasa para siempre, siempre y cuando no se modifiquen los hábitos alimenticios.

Sus ventajas son que se obtienen resultados desde la primera sesión, con un solo tratamiento, siendo éstos más evidentes pasadas 8 o 12 semanas desde el tratamiento. Si se desea, se pueden realizar hasta cuatro tratamientos dejando pasar un tiempo entre sesión y sesión, obteniendo resultados sorprendentes.

ZONAS DE TRATAMIENTO 

  • Glúteos y cartucheras
  • Piernas
  • Abdomen y flancos
  • Abdominal superior
  • Aleta dorsal (espalda)
  • Triceps

Hablar de este equipo es hablar de resultados y seguridad, convirtiéndose en el equipo líder en la destrucción de células adipocitarias de manera totalmente INDOLORA, que además permite ver resultados espectaculares desde la primera sesión.

Se trata de un procedimiento no quirúrgico de reducción de grasa que elimina la grasa localizada centrada en los ultrasonidos localizados o HIFU junto con la terapia de succión, ayudan a tratar la adiposidad localizada de forma no invasiva, indolora y sin necesidad de recurrir al quirófano, dejando los tejidos circundantes fuera de riesgo.

Con su tecnología HIFU de segunda generación, se trata del primer equipo del mercado que incorpora de manera simultánea tecnología de ultrasonidos focalizados pulsados y terapia de succión.

Gracias a un dispositivo Cheep Control conseguimos que la zona tratada no incremente su temperatura, controlando en todo momento dichos incrementos y pudiendo así posteriormente aplicar otra tecnología que combine el tratamiento (Endermología, radiofrecuencia, presoterapia …..)