Reduce los efectos de la contaminación en tu piel

Los agentes contaminantes presentes en el aire, especialmente en las grandes ciudades como Madrid, dañan nuestra piel. Afortunadamente, podemos paliar los efectos del tráfico, las calefacciones  y las emisiones industriales con tratamientos de estética y algunos cuidados diarios.

 

Los efectos de la contaminación ambiental en la piel nos resultan familiares a todos los que vivimos en las grandes ciudades: para empezar, la suciedad en suspensión tapona los poros. La piel respira peor y, al tener menos oxígeno, pierde elasticidad y luminosidad. Su aspecto se vuelve más opaco y se seca con más facilidad. La piel está irritada y reactiva.

La contaminación hace que se reduzca la producción de colágeno en el organismo, lo que aumenta las posibilidades de que aparezcan arrugas y flaccidez. Y al mismo tiempo, producimos más radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro de la piel.

También hay estudios que vinculan la contaminación elevada con la aparición de alergias, eccemas y el agravamiento del acné.

¿Qué se puede hacer para que la piel no sufra tanto con la contaminación ambiental?

  • Limpieza. Es fundamental limpiar la piel a diario, por la mañana y por la noche, con un producto específico para nuestro tipo de piel.
  • Hidratación. Una buena crema hidratante, preferiblemente con protección solar y con algo de vitamina C, aplicada también a diario.
  • Nutrición. Una dieta rica en frutas y verduras frescas, que aporte a nuestra piel los nutrientes que necesita, y baja en grasas trans. Y, por supuesto, beber suficiente agua, alrededor de dos litros diarios.
  • Tratamientos con aparatología. Los tratamientos de estética como la radiofrecuencia ayudan a mantener la piel joven, limpia y elástica y a generar el colágeno y la elastina que nuestra piel deja de fabricar a causa del monóxido de carbono.  La mesoterapia facial con vitaminas disminuye  la flacidez y estimula la actividad de los fibroblastos, lo que mejora la regeneración celular y la hidratación cutánea.

Si quieres mantener tu piel en un estado óptimo, pide cita en tu centro L’Esthétique más cercano para un diagnóstico gratuito y sin compromiso.