Todo lo que necesitas saber sobre el láser de diodo

Tener una piel cuidada y depilada nos aporta multitud de beneficios en nuestra vida diaria. Nuestro ritmo de vida cada vez más acelerado hace que no tengamos tiempo para cuidarnos. Además, cuando hacemos deporte, la ausencia de vello disminuye la sudoración, facilita los masajes, mejora la higiene y la cicatrización es más fácil en caso de que haya una herida. Por todo ello, la depilación láser es actualmente el método más efectivo para eliminar el vello de manera fácil y cómoda.

En L’Esthétique trabajamos con láser de diodo, considerado el más efectivo y seguro para la depilación definitiva. Pero ¿cómo funciona realmente el láser de diodo?

¿Cómo funcionan los láseres de diodo?

El láser de diodo se diferencia de otros tipos de láser porque actúa sobre el vello a través de la melanina, que es el pigmento que contiene el pelo y el cual le da color. Esto es muy eficaz en folículos con una carga de pigmento muy alta y que estén en fase de crecimiento. De este modo, la persona ideal sería aquella con piel muy blanca y pelo negro y grueso, aunque también es eficaz en otro tipo de pieles y pelo.

Por otro lado, es importante destacar que hay zonas más difíciles, como la cara, ya que el vello facial está regulado por las hormonas por lo que es más difícil de eliminar y se debe considerar como un sistema de depilación de larga duración.

Eficacia, el factor fundamental del láser de diodo

La rapidez de sus resultados en pocas sesiones, el menor riesgo de efectos secundarios por su sistema de enfriamiento único y el hecho de necesitar pocas sesiones espaciadas para despedirnos del vello han hecho del láser de diodo la mejor opción de depilación. En cada sesión se consigue eliminar prácticamente la totalidad de los pelos que se encuentran en la etapa de crecimiento activo. Después de las sesiones pueden aparecer pelos nuevos, pero estos pelos están en fase de reposo y serán eliminados en las futuras sesiones.

¿Duele el láser de diodo?

Al contrario que cualquier otro tipo de láser, este tratamiento es prácticamente indoloro.  Ahora bien, en algunas zonas concretas puede resultar algo molesto, como ingles, cara interna de muslos o axilas, ya que son zonas donde hay capas de piel fina o donde hay más terminaciones nerviosas o cercanas a ellas. Sin embargo, a medida que avanzamos en el número de sesiones y el pelo se va debilitando, las molestias serán mínimas.

Además, estas pequeñas molestias son suplidas gracias al equipo con el que trabaja L’Esthétique. Se trata de un sistema de frío, que consiste en que una base dispuesta de un zafiro refrigerado que apoyamos en la piel, por lo que la sensación es la misma que si utilizáramos un cubito de hielo. Este mecanismo produce un efecto anestésico que minimiza mucho las posibles molestias que puede haber en algunas zonas, haciendo innecesaria la utilización de cremas anestésicas.

También es un tratamiento rápido, dependiendo de la extensión de la zona. Gracias al equipo más rápido del mercado, mediante el láser de diodo de L’Esthétique podremos tratar piernas enteras en tan sólo 20-30 minutos, reduciendo así el tiempo de exposición a posibles molestias y haciendo así más cómodo el proceso del tratamiento.

Además, es perfectamente posible en verano, al contrario de lo que piensa la mayoría de la gente. El sistema de refrigeración hace posible su realización en cualquier época del año y sobre todo tipo de pieles, siempre y cuando uno no se exponga al sol ni una semana antes ni una semana después del tratamiento.

Como podemos ver, someterse a un tratamiento de depilación láser con diodo es más fácil de lo que parece y los resultados son duraderos. Dile de adiós al vello no deseado de una vez por todas. ¡Te esperamos!