Tratamientos de estética a los 40 años

Nuestro cuerpo y nuestro rostro necesitan unos cuidados específicos en cada edad. Estos son los más indicados a partir de los 40 años.

Tu piel y tu cuerpo a los 40 años

A partir de los 40 aparecen signos de fotoenvejecimiento avanzado en la piel. Si no te has protegido de la radiación solar muy bien durante toda tu vida, lo más probable es que te hayan salido ya manchas solares y otras alteraciones en la pigmentación.

Tu piel mostrará otros signos del paso del tiempo como arrugas visibles en reposo, pérdida de elasticidad, queratosis, arañas vasculares o zonas enrojecidas. El óvalo del rostro y las cejas van cayendo, y las arrugas en el contorno de ojos y labios se hacen más visibles.

En cuanto al cuerpo, el metabolismo se hace más lento y el funcionamiento hormonal de la mujer cambia: si no practicabas ejercicio con regularidad, ha llegado el momento de hacerlo en serio. La flacidez y la acumulación de grasa en las zonas estratégicas se acentúan.

Tratamientos faciales a los 40 años

Radiofrecuencia. Estimula la producción de colágeno y elastina, que aportan firmeza a nuestra piel. Es muy eficaz tanto en tratamientos faciales como corporales. Si ya te gustaban sus efectos a los 30, a los 40 los valorarás aún más.

–Lifting con hilos tensores reabsorbibles: Difumina las pequeñas líneas de expresión en rostro y cuello y redefine el óvalo y la expresión de la cara. Los hilos tensores elevan los tejidos preservando los rasgos naturales de cada persona.

–Rellenos con ácido hialurónico o Radiesse: permiten devolver el volumen original al rostro o a los labios y eliminar la flacidez sin necesidad de cirugía y con un diagnóstico personalizado.  Los materiales de relleno tienen una duración variable y son biocompatibles y reabsorbibles.

Microdermoabrasión con punta de diamante: Un peeling profundo que  consigue dar luminosidad a la piel, aclarar el tono, difuminar marcas y pequeñas cicatrices y afinar el rostro.

Vitaminas faciales: Aplicamos  ácido hialurónico de alta intensidad y vitaminas mediante mesoterapia. Devuelve el sostenimiento cutáneo en dos sesiones.

Blanqueamiento dental con luz LED fría: se pueden blanquear varios tonos en una sesión.

Tratamientos corporales a los 40 años

En esta década te vendrán bien todos los tratamientos reafirmantes, remodelantes  y que combaten la celulitis y la grasa localizada. Te recomendamos que consultes en tu centro de estética cuál es el que mejor se adapta a tus necesidades. La intralipoterapia con Aqualyx, por ejemplo, disuelve y elimina  la grasa localizada y es tan eficaz que puede convertirse en una alternativa a la liposucción.  La criolipólisis, indicada especialmente para la grasa localizada, el láser lipolítico, con efecto reductor y muy eficaz contra la piel de naranja, la vacuumterapia o la cavitación son otros tratamientos con aparatología que pueden ayudarte a remodelar y reafirmar tu cuerpo.

La retención de líquidos y los problemas de circulación se acentúan a medida que cumplimos años. La presoterapia, bien como tratamiento individual, bien combinada con otras técnicas, tiene un efecto drenante y activa la circulación.