El lifting con hilos tensores reabsorbibles, bien por si solos o combinándolos con otras técnicas de rejuvenecimiento facial, consigue difuminar las pequeñas arrugas de expresión en el rostro y el cuello.

Los Hilos tensores consiguen elevar los tejidos relajados para dar al rostro un aspecto más joven y saludable, preservando los rasgos y las características naturales de cada persona.

Se trata de un procedimiento mínimamente invasivo, sencillo y que aporta muy buenos resultados de forma inmediata y a largo plazo.

Provocan un efecto de tensado inmediato y estimulan la producción natural de colágeno, con lo que también se mejora la elasticidad y calidad de la piel. El tratamiento con hilos tensores reabsorbibles se realiza de forma ambulatoria, dura unos 15-30 minutos y no deja ningún tipo de cicatriz.

Con los hilos tensores entre otras cosas se puede conseguir:

    • Disimular las arrugas del contorno de los ojos.
    • Elevar las mejillas.
    • Reafirmar el cuello.
    • Elevar las cejas.
    • Mejorar el doble mentón.
    • Matizar las arrugas peribucales.
    • Reafirmar el contorno facial.
    • Difuminar las arrugas de la frente.
    • Dar simetría a nuestra cara.

También se pueden emplear hilos tensores para reafirmar otras zonas como:

    • Cara interna de brazos.
    • Cara interna de muslos.
    • Glúteos.
    • Pecho.
    • Abdomen.

Pide tu consulta de diagnóstico en L’Esthétique: te haremos una valoración gratuita y sin compromiso.