Técnica que consiste en inyectar o infiltrar bajo los tejidos cutáneos sustancias cosméticas como vitaminas, minerales, aminoácidos y otros principios activos.

Permite rejuvenecer el rostro y el cuerpo, disminuir acumulación de grasa, la celulitis o conseguir rebajar la flacidez de la piel y arrugas profundas y medias.

La mesoterapia corporal infiltrada es muy utilizada para disolver grasa localizada, pudiendo lograr eliminar varios centímetros según la persona. Con la inyección superficial de preparados farmacológicos puede alcanzarse el cúmulo de adipocitos en una zona en concreto, como sucede con la acumulación de grasa en el abdomen, en ciertas zonas de las caderas o en los glúteos.

Además, al infiltrar directamente principios activos puede estimularse la regeneración de la piel, a la vez que se produce un efecto disolvente.

Se trata de un tratamiento no invasivo que puede aplicarse en cualquier parte del cuerpo, desde para reducir un poco de celulitis en los glúteos y vientre, hasta buscar una mejora sustancial en la grasa de los brazos o los costados de la espalda.

Pide tu consulta de diagnóstico en L’Esthétique: te haremos una valoración gratuita y sin compromiso.