Los Rellenos faciales permiten devolver el volumen original al rostro y eliminar la flacidez sin necesidad de cirugía y con un diagnóstico personalizado. 

Los materiales de relleno (ácido hialurónico, radiesse, etc.) tienen una duración variable y son biocompatibles y reabsorbibles. Además, ofrecen resultados naturales con una sencilla aplicación.

Los Rellenos faciales permiten:

    • Eliminar o atenuar las arrugas (patas de gallo, ojeras, código de barras…)
    • Disimular cicatrices.
    • Redondear pómulos, mejillas y mentón.
    • Modificar la forma de la nariz.
    • Aumentar el volumen de los labios.
    • Tratar la lipodistrofia ocasionada por diversas patologías.
    • Atenuar los surcos nasogenianos (líneas de expresión que surgen a ambos lados de nariz hacia la boca.

Con los rellenos de ácido hialurónico y radiesse conseguimos corregir arrugas y líneas de expresión y también elevar, remodelar y aumentar de volumen zonas como el surco nasogeniano, el código de barras peribucal, pómulos, doble mentón, etc. Permiten la remodelación de ciertas zonas faciales como pómulos, mentón, labios, nariz, etc.

Los materiales utilizados se infiltran de forma natural en el tejido circundante y desencadenan la producción natural de colágeno en la zona tratada. Son biocompatibles y no requieren pruebas previas de alergias.

En función del material de relleno elegido y la cantidad implantada pueden ser necesarias una o varias sesiones, más o menos espaciadas en el tiempo, para completar el resultado y conseguir que la piel recobre la flexibilidad y elasticidad de forma natural.